Camping con niños por primera vez en Kikopark (Oliva)

Camping con niños por primera vez en Kikopark (Oliva)

Tras nuestro paso anual por Tarifa, nos fuimos de camping con niños por primera vez a Oliva (Valencia) así que tenemos mucho que contar de este estreno campista.

Por qué de camping

Desde que nos convertimos en padres dejamos de ir de camping. Nosotros siempre habíamos ido en tienda de campaña y con pocos «extras» y con bebé nos parecía más engorro que disfrute. Otra cosa es ir de bungalow o con Autocaravana, pero la tienda no nos daba mucha confianza en ese aspecto.

Según han ido pasando los años y los niños creciendo íbamos pensando en qué momento sería el ideal y ha sido este verano.

Dónde y cómo

El lugar elegido ha sido el camping Kikopark en Oliva (Valencia). Un sitio cercano a la playa y con facilidades para las familias. Allí estuvimos en una de sus parcelas gran confort. Son parcelas de grava completamente equipadas,lo mismo para caravana, autocaravana o tienda de acampada. Disponen de agua potable y conexión eléctrica dentro de la parcela, desagüe, sombra con un toldo (Julio y agosto), y setos.

Decidimos arriesgar y llevar nuestra tienda de siempre que en teoría es para cuatro personas, pero como temíamos se queda un poco justa. Aún así, cabía el colchón y en el avance podíamos dejar el resto de cosas. Preferimos no invertir en una nueva de momento por si la experiencia no era buena, pero nos vamos a tener que rascar el bolsillo, porque esto no ha hecho más que empezar.

Camping con niños por primera vez
Aquí durante el montaje podéis ver el toldo

El camping

Kikopark está estructurado en dos zonas de parcelas con un área de instalaciones en la zona central que hacen como centro neurálgico. Es más, hay una zona que se llama el Ágora, y ejerce de centro de reunión para actividades.

Distribución de Kikopark

Las parcelas

Como hemos comentado, las parcelas son de grava, lo que supone que si vais en tienda deberéis llevar unas piquetas de las gruesas o de cabeza plana, puesto que es un suelo duro. El toldo daba la vida desde que salía el sol, se notaba un montón, no es que te quitara todo el calor pero evitar que diera directamente en la parcela era un punto muy positivo. Enganche a la electricidad, grifo de agua potable y si vais en caravana, también hay desagüe.

Son super amplias de manera que cabe tienda y coche más que de sobra y si vais en caravana también hay espacio más que de sobra para montar avance, mesa o lo que os parezca.

Hay baños distribuidos por todo el recinto, de manera que ninguna parcela está muy alejada de alguno. Los baños están muy bien y además tienen una bañera para bebé en ambos baños, lo que nos pareció un detalle genial para los que vengan con niños muy pequeños para su comodidad a la hora del baño. Además también hay fuentes de agua potable y lavaderos tanto de ropa como de platos. Si queréis verlo en directo hicimos un video para IGTV.

El miniclub

El miniclub es una de las actividades con más éxito del camping. Niños desde cuatro años con un programa de actividades divertidas en horario de mañana y tarde. Disponen de una amplia instalación a cubierto (para las horas de más calor) y está equipado con libros, juegos y materiales para actividades. Las monitoras son encantadoras y en contacto con los padres ante cualquier eventualidad. Los nuestros se apuntaron a los juegos de agua y a juegos de mesa y lo pasaron muy bien, además así se aprovecha para fomentar nuevas amistades en el camping. Y los padres nos podemos tomar un minirespiro e ir a la piscina o la playa a darnos un chapuzón.

miniclub

La playa y la piscina

Tanto monta, monta tanto. Desde bien prontito ( como suele pasar en los campings) empiezan los paseos a la playa o a la piscina.

La piscina tiene una para pequeños que no supera los 30 cm y la de adultos llegaba al 1.45 de máximo. Dispone de duchas y una zona de solarium. Una de las cosas más divertidas es animarse a las clases de aquagym que dan a eso de las 12, además de saludable os echaréis unas risas con vuestros vecinos de parcela. No es necesario apuntarse ni nada, solo estar en el momento de la clase en la piscina.

La playa está a un escaso paseo del camping. Es más, se llega por una pasarela andando. Tan cómodo y cercano que puedes ir y venir varias veces al día si quieres. Es una playa con todo tipo de servicios, socorrismo y no cubre hasta que estás muy muy lejos. Aún en días de mucho calor como estuvimos nosotros sopla aire y es el mejor sitio para estar.

La pasarela a la playa

Comer y beber

Dentro del mismo camping tenéis dos opciones:

  • La Frascuela: pizzeria, ensaladas, bocatas y crepes. También se puede desayunar o tomar simplemente un refresco. Se encuentra al lado de recepción y tiene una amplia terraza con amplias mesas y bancos de madera.
  • Kikoport restaurant: Al lado de la playa, con unas vistas al atardecer impresionantes. Una carta variada y deliciosa con muchas especialidades locales, buen producto y precios razonables. Hay menú infantil pero os recomendamos pedir mejor cualquiera de los otros platos (de las albóndigas no dejaron ni las migas) que lucen más la calidad de la comida. Tronas, cambiadores e incluso pinturas para la sobremesa. Hicimos la mayoría de comidas y cenas aquí y nos gustó mucho.
vistas desde el restaurante

El xirinkiko, situado en la playa, al final de una pasarela de madera, es el chiringuito que Kikopark ha puesto en la playa para tomar algo fresquito y disfrutar de la brisa y algún mojito que otro.

xirinkiko

El balance de la experiencia

Como ya os hemos adelantado, estamos deseando repetir. La primera noche no fue buena, al contrario. No sabemos si fue el calor, el desconocimiento o qué, pero la peque nos dio mala noche y acabamos dando paseos de madrugada para que se volviese a dormir. Afortunadamente fue solo esa noche y el resto durmieron estupendamente. Pero necesitamos una tienda más grande, eso lo tenemos claro :-D.

Para ellos ha sido una experiencia alucinante. Han gozado de un poco más de independencia de la que estaban acostumbrados. El mayor iba solo a los baños o a por agua y se sentía super importante. El ambiente de «pequeño pueblo» que se suele dar en los campings superando idiomas o edades es algo que siempre nos ha gustado y de lo que hemos disfrutado por primera vez en familia. La experiencia tienda de campaña, las linternas por la noche…todo era nuevo para ellos y para nosotros ir de camping con niños por primera vez ha sido como ir por primera vez también nosotros.

Nuestro agradecimiento a Kikopark por habernos dado la ocasión de disfrutar de sus instalaciones. Amenazamos con volver.

Puntúa el post

/ 5.



2 pensamientos sobre “Camping con niños por primera vez en Kikopark (Oliva)”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.