fbpx

El bosque encantado

El bosque encantado

Pasear por El bosque encantado viendo surgir la primavera, es sin duda una forma muy especial de inaugurar la nueva estación. Situado en San Martín de Valdeiglesias, cerca de Madrid, es una opción estupenda para pasar el día al aire libre.

El sábado pasado estuvimos en El bosque encantado , un bosque muy peculiar y al que le teníamos ganas de hace tiempo. Uno de esos planes con niños cerca de casa y que con buen tiempo te alegran el finde. El bosque encantado es un jardín botánico en realidad, que cuenta con más de 500 especies vegetales, debidamente señaladas con su nombre científico y su nombre vulgar además de otros datos, para que no tengamos que pasar el apuro cuando los peques preguntan: ¿ Y esto qué es?

Pero lo que le da el calificativo de encantado son las más de 300 esculturas vegetales que se distribuyen a lo largo de varias sendas temáticas. Así tenéis la senda mitológica con unicornios y centauros por ejemplo:

Otras sendas son la de los cuentos, la prehistórica, la acuática…en cada una de ellas encontraréis increíbles figuras o composiciones que, a peques y no tan peques, os dejarán con la boca abierta.

A pocos metros de la entrada os encontraréis con el laberinto, ojo que parece fácil pero estuvimos un buen rato atrapados, mientras Piticli nos animaba diciendo: nos vamos a quedar aquí para siempre.

Todos sabemos que en  un bosque encantado hay habitantes mágicos, y éste no iba a ser menos. Por todo el recorrido encontraréis guiños a los duendes y ninfas que habitan allí hasta llegar al gran poblado mágico, en el que descubriréis todo tipo de construcciones de estos seres mágicos. Si a vuestros niños les gustan los dibujos de Ben y Holly, esto da mucho juego. 

Datos prácticos:

Abren de Jueves a Domingo y todos los días de fiesta nacionales o locales, más todos los puentes del año. Hay parking gratuito. Los niños hasta 3 años no pagan. 

En hacer el recorrido entero tardaréis entre dos y tres horas, dependiendo de cuantas fotos echéis en cada lugar. Aunque la mayoría del trayecto se puede realizar con carrito (nosotros lo llevamos) una vez más recomiendo mochila, ya que hay tramos de escaleras, cuestas… Para los que es mucho más cómodo sin duda el porteo.

Hay plazas de aparcamiento reservadas para personas con algún tipo de discapacidad motora, no es un sitio preparado para ir con silla de ruedas si ésta es necesaria.

Existen un par de puestos con bebidas y algo de comer, no restaurante. Se puede acceder con comida y con agua ya que además en la zona de la entrada cuenta con un amplio merendero ideal para almorzar o merendar, equipado con bancos y mesas. 

También tenéis opción de pasar la noche en un alojamiento cercano por si queréis aprovechar para conocer también los alrededores.

Puntúa el post

/ 5.



4 pensamientos sobre “El bosque encantado”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.