Micrópolix, jugando en la ciudad

Micrópolix, jugando en la ciudad

A medio camino entre el parque temático y el de ocio, Micropolix es un centro de ocio infantil situado en la localidad madrileña de San Sebastián de los Reyes.

Se trata de una ciudad con más de 30 espacios tematizados donde los niños aprenden el valor del trabajo a través del juego. La ciudad tiene sus propias calles, plazas, farolas, banco, ayuntamiento, hospital, supermercado, plató de televisión, policía…

Micrópolix

Los niños, son los únicos ciudadanos, por tanto, serán ellos los encargados de hacer que la ciudad y todos sus elementos funcionen como deben.

Localización

Micropolix está en San Sebastián de los Reyes (Madrid). Para llegar hay varias opciones.

Coche
  • Salida 20 de la Autovía A1 en dirección a Burgos
  • Salida 24 de la Autovía A1 en dirección a Madrid
Metro
  • Línea 10 – Parada Hospital Infanta Sofía. Junto a Alegra
Tren de Cercanías
  • Estación de Alcobendas-San Sebastián de los Reyes. Enlace autobús linea L-7 con parada en C/Salvador de Madariaga S/N, frente a Puerta Norte de The Style Outlet.
Autobús

  • Desde Plaza de Castilla, con parada junto al The Style Outlet de ALEGRA:
    • Línea 152C: Plaza de Castilla – San Sebastián de los Reyes

  • Desde Plaza de Castilla con parada en la antigua N-1, junto a rotonda aledaña a ALEGRA
    • Línea 103: Algete – Plaza Castilla
    • Línea 161: Fuente del Fresno – Plaza de Castilla
    • Línea 166: Valdelagua – Plaza Castilla
    • Línea 171: Santo Domingo – Plaza de Castilla
    • Línea 181: Algete – Plaza de Castilla
    • Línea 185: Algete – Plaza de Castilla
    • Linea N103: Algete – Plaza de Castilla

Qué nos vamos a encontrar al entrar

Es una ciudad para niños de entre 4 y 14 años.

El recinto cuenta con un sistema de seguridad perimetral y más de 100 cámaras de seguridad. Cada niño va identificado con una pulsera con la que localizar rápidamente a un adulto responsable y todas las salidas están vigiladas por lo que es un recinto totalmente seguro.

Micropolix es una ciudad que funciona gracias al trabajo que desempeñan sus médicos, conductores, científicos, periodistas, arquitectos y demás profesionales. Hay actividades en las que hay que trabajar para conseguir Eurix, y actividades en las que hay que pagar para formarse o disfrutar de ellas.

En los más de 30 módulos de Micropolix, los ciudadanos podrán aprender una profesión, o realizar actividades de ocio. Cada actividad dura unos 15–20 minutos. Una vez finalizada, aparte de obtener un nuevo sello en el pasaporte, obtendrán su sueldo, que podrán gastar en actividades de ocio y formación.

Si son más pequeños

La ciudad de Micropolix tiene un lugar donde los menores de 3 disfrutan de actividades adaptadas a ellos. Marionetas, puzzles, cuenta cuentos, guiñoles, piscina de bolas. Hay una ludoteca donde jugar y leer en la que pueden entrar los padres o acompañantes adultos sin problema.

Funcionamiento de Micrópolix

A su llegada, cada niño recibirá un pasaporte y 50 Eurix. A partir de ese momento, cada niño tendrá que gestionar sus propios recursos económicos. Como en todas las ciudades, Micrópolix cuenta con sus propias calles y carreteras. Para circular por la red vial, es necesario sacarse el carnet de conducir.

Dependiendo de la edad, hay tres grupos de ciudadanos que adquirirán su pasaporte al entrar en Micropolix:

grupo A (4 a 6 años)

grupo B (7 a 10 años)

grupo C (11 a 14 años)

Los turistas (adultos) también pueden acceder a algunas actividades, aunque no necesitan pasaporte y pueden entrar y salir libremente del recinto.

Micrópolix

Cada vez que un niño complete una de las actividades que hay en la ciudad, conseguirá un sello en el pasaporte. Cuando obtenga cinco sellos, conseguirá una beca, y podrá realizar una actividad de ocio sin pagar por ella.

Enséñame la pasta

El Eurix es la moneda oficial de Micropolix. Como en cualquier ciudad, para ganar Eurix hay que trabajar. Hay dos tipos de actividades: los empleos, con los que se obtiene un sueldo de 30 Eurix después de trabajar; y las zonas de ocio o formación, en las que hay que pagar para formarse o disfrutar.

Al entrar en Micrópolix, todos los niños contarán con los mismos recursos económicos: 50 Eurix. A partir de ahí, cada uno deberá administrar sus recursos y tomar sus propias decisiones a la hora de ganar y gastar su “dinero”. En Micropolix hay un banco donde puedes obtener becas por trabajo y guardar los Eurix en tu cuenta bancaria, para recuperarlos otro día con intereses.

Ojo, para la tienda de chuches, no valen 😉

Las actividades más molonas

La ciudad tiene una autoescuela teorica y una practica donde aprender todo lo necesario para conducir en coche electrico en el circuito de Red Vial y el circuito de Quad-venture. Como en cualquier ciudad, para sacarse el carnet de conducir en Micropolix hay que aprobar un examen teórico, un examen práctico y hay que realizar la correspondiente gestión en el Ayuntamiento.

Para poder acceder a las autoescuelas se requiere una altura de 1,20m  Para despues poder conducir los coches y quads. Si se mide menos de 1,20 se puede conducir en el Microcircuito como alternativa.

circuito

Como buenos viajeros nos encantaron el avión, la escuela de vuelo y el crucero. Los peques también pueden ser miembros de la policía, veterinarios o aprender técnicas de reanimación en el hospital, esto último nos encantó. Aunque ya han visto primeros auxilios en el cole, hay que recordarlo siempre que se pueda.

escuela de vuelo

Y por supuesto, uno de los favoritos y más demandados es la estación de bomberos, donde pueden subir al camión, activar la alarma, subir a la torre e incluso apagar un fuego.

apagar fuego

En la plaza de la ciudad, caracterizada como la Puerta del Sol de Madrid, hay actividades de baile grupal cada ciertas horas, en plan fiestas patronales y lo dan todo.

Datos prácticos

Empezaremos por el tema del dinero, aquí abajo veis los precios de las entradas (no es barato, las cosas como son) online y en taquilla. También se puede consultar en la página la opción de los cumpleaños, que había un montón de ellos.

Aunque se puede entrar con niños de cualquier edad, el tema de la altura les puede limitar en según que actividades, así que tenedlo en cuenta.

tabla alturas

No está permitida la entrada con comida. Al lado de los tornos hay unas «jaulas» para dejar la comida si se ha llevado algo. Si se puede entrar con agua. Dentro hay establecimientos con comida y bebida. Los baños están adaptados a los niños y también se dispone de cambiador y sala de lactancia.

El recinto es accesible para carritos y sillas de ruedas, sin embargo no vimos otro tipo de adaptaciones (como señalización en braille).

Hay parking gratuito. Y todo el recinto es cerrado, por lo que es muy buena opción si el día se presenta lluvioso.

Como siempre, si tenéis alguna pregunta estaremos encantados de contestar.

Puntúa el post

5 / 5. 8



1 pensamiento sobre “Micrópolix, jugando en la ciudad”

  • ¡Suena chulísimo! però ¿con un día tienes suficiente? parece que tengas que pasar ahí unes vacaciones enteres jajaja. Cuando vayamos a Madrid, tenemos que ir con el pequeño Vikingo 😉
    Por cierto, genial esos apuntes sobre la inclusividad del lugar, ¡gracias!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.