Navarra con niños I : Sendaviva

Navarra con niños I : Sendaviva

Por fin llegó el día y emprendimos rumbo a Sendaviva.

 

 

Para los que no lo conozcáis, Sendaviva es un parque muy peculiar situado en Arguedas (Navarra),  en el que lo mismo puedes montar un tiovivo que ver un tigre. Es un espacio situado en plena naturaleza, divido en varias zonas en las que se mezclan zonas de animales y atracciones de todo tipo: Granja, Pueblo, Bosque y Feria. Aparte de tener mapas gigantes por todo el recorrido, podéis descargaros gratuitamente una app supercompleta para llevarla a mano durante la visita. Y tranquilos, hay wifi en casi todas las zonas.

Llegamos un poco después de la hora de apertura (11.00 a.m) y aparcamos sin dificultad aunque ya había un montón de gente. Desde la entrada hasta las taquillas, hay un paseo. Si vuestros peques son de cansarse recomiendo llevar carrito, el parque es grande y es totalmente accesible. Nosotros llevamos a Pitufona en su silla y no tuvimos ningún problema ni zona a la que no pudiésemos acceder, esto es la primera vez que nos pasa en un sitio así y es un superpuntazo.

 

 

Sendaviva, Navarra con niños I : Sendaviva, Viajar despeina

 

Además de ser totalmente cómodo para ir con carrito, cuenta con transportes entre zonas por si llegado el momento estáis muy cansados (los padres, los peques seguro que no). Para subir a la zona de bosque en lo alto de la ladera, hay una cinta transportadora, si si, habéis leído bien, así que se os acaban las excusas para no ir a pasarlo bien en familia.

 

Sendaviva, Navarra con niños I : Sendaviva, Viajar despeina

 

Una vez dentro lo mejor es organizarse, hay ciertas cosas con límite de aforo y espectáculos con programación por horas. Pensad con antelación qué os interesa para sacar las entradas a primera hora, no os pase como a nosotros que nos quedamos sin entradas para la tirolina por dejarlo para más tarde. Los espectáculos, tanto el de circo, el cuentacuentos o el de aves son impresionantes, y os podéis organizar perfectamente para verlos planeando las zonas por horas. Existen actividades para niños en los que pueden ser cuidadores por un día, en su web tenéis toda la información para la reserva previa.

Aparte de los espectáculos, en cada zona encontraréis atracciones y zonas de animales. En las atracciones se indica la altura mínima a la que pueden subir solos o acompañados por un adulto. Normalmente fijan la altura para ir solo en 1.05 o 1. 25 dependiendo de la atracción. Y si no pues con algún mayor. Ya veis nuestras caras de sufrimiento.

 

 

Como os decía, no sólo hay atracciones. Las zonas de animales se dividen en temáticas dependiendo donde te encuentres: si estás en la Granja, los peques verán animales domésticos. Especialmente interesante el ciclo del pollito, en el que pueden comprobar el paso a paso desde el huevo hasta ver los pollitos, algunos eclosionando en el mismo momento en que los estás viendo. A todos los peques les apasionó.

 

 

También pueden ver vacas, cerdos y otros animales típicos de la granja, lo que para niños que no suelen tener mucho contacto con la naturaleza está genial para que no crean que la leche viene del tetrabrik.

 

 

En las zonas de Bosque y Feria, encontramos animales más «exóticos»: cebras, tigres, aves rapaces o flamencos (tan de moda que todos los niños los reconocen a la primera). Si sois amantes de la ornitología, tienen muchísima variedad de aves en varios ecosistemas.

 

 Unos datos prácticos:

Horarios: 11:00 a 20:00. En un día podéis ver casi todo, pero si no queréis perderos nada recomiendo un fin de semana completo. Os aviso que para Halloween están preparando algo…terrorífico. Ahí os lo dejo. No olvidéis bajar la app, es de gran utilidad.

Comida: como en todos los parques no se permite la entrada de comida y bebida, salvo la de los bebés. Hay fuentes por todo el parque con lo que os podéis llevar una cantimplora y rellenarla. En cada zona cuentan con establecimientos para comer y con máquinas expendedoras que hasta tienen potitos. Los menús son los típicos de estos sitios, no muy sanos la verdad. Como opción podéis pedir el del medio pollo asado para compartir con alguno de los peques ya que las raciones si son muy generosas. También se pueden sustituir las patatas fritas por verduras en tempura.

-Ropa: por supuesto cómoda. Especialmente el calzado, se camina mucho, se está de pie para hacer cola etc. Si vais en época de verano no olvidéis bañador, chanclas y toalla porque hay unas cuantas fuentes de chorros y alguna atracción de agua. Nosotros pensábamos que iba a hacer más fresco y no los llevamos, pero las chaquetas no nos hicieron falta en ningún momento. Tampoco olvidéis la gorra o la crema solar.

Bebés: aparte de totalmente accesible con carrito, hay cambiadores en todos los baños, tronas y microondas para calentar la comida de casa. 

Dejamos Sendaviva con muy buen sabor de boca, es un parque por y para las familias. No quiero decir que no pueda ir gente que no tenga niños, pero está todo diseñado para que las familias puedan disfrutar y eso se nota en el público, nunca habíamos visto tanto niño pequeño, carrito etc en un parque de este tipo y sin agobios. Para despreocuparse y disfrutar a tope.

Tras un día a tope solo soñábamos con llegar al hotel. No sabíamos lo genial que es estar en un hotel «kid friendly» hasta que hemos disfrutado de Bed4uTudela.

 

Y como muestra la alegría de los peques, y eso que aún no había empezado lo mejor. Pero eso ya será mañana. Tras una cena en los alrededores (no nos atrevimos a ir a Tudela porque los peques ya estaban muy cansados), un cuento y mucha juerga en las camas, al fin caímos rendidos. 

Nos espera un domingo con sorpresas desde el desayuno y conocer un poquito más de Navarra. Atentos a la segunda parte.

 

Puntúa el post

5 / 5. 7



19 pensamientos sobre “Navarra con niños I : Sendaviva”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.