fbpx

Mis diez en diez de Madrid

Pues si, parece mentira, pero ya hace diez años que llegué a Madrid y he decidido ponerme un poco tontorrona y elegir diez lugares que siempre tendrán un especial significado para mí.

.

No esperéis una recopilación en plan turístico. Ni de lugares con encanto o similar, para eso hay muchas guías… Estos diez son sólo significativos para mí y para los que han vivido este paseo en una década conmigo.

  1. Estación de Méndez Álvaro: como sitio es feo ¿verdad?, pero inevitable para quienes venimos de «provincias». Llegadas, despedidas, acompañar a gente, perder buses, retrasos…Un lugar en el que he pasado muchas horas y con muchos estados de ánimo diferentes.
  2. El piso MarMenor: la experiencia de compartir piso es un clásico en la gran ciudad. Lo que no es tan clásico es encontrar una gente con la que formar una familia fuera de tu hogar. Con su cariño, sus risas, sus penas, sus noches de desengaños y tequila, sus discusiones por bajar la basura… Y tener la suerte de seguir asistiendo a bodas, nacimientos y ver como crecemos, ahora como padres.
  3. La plaza de Alonso Martínez: ahí quedé por primera vez con el hoy padre de Piticli y Pitufona, equivocándome de salida de metro, como no. Quien nos iba a decir todo lo que vendría después…¡me habría puesto aún más nerviosa!
  4. Las embajadas Lomography : conocer a un grupo de locos por la fotografía analógica. A través de fiestas, quedadas y muchos carretes han pasado a ser algunos de mis mejores amigos.
  5. La casa de la Panadería ( Plaza Mayor): que mejor sitio para celebrar una boda. Aún me tiemblan un poquito las piernas como cuando me bajé del coche aquel día memorable.
  6. El piso de La latina: todos los pisos en los que hemos vivido son importantes. Pero éste siempre tendrá un encanto especial para mí, el de un barrio de los de toda la vida desconocido por la mayoría de la gente. Que sólo lo conoce el domingo yendo al rastro o los viernes de cañas.Me guardo los rincones con encanto y las tabernas menos frecuentadas como oro en paño.
  7. La Puerta del Sol: no sólo por ser el único sitio en el siempre quedaba con la gente al principio para no perderme. Si no por todo lo vivido durante el 15M. Nunca olvidaré aquellas semanas en que creímos que desde esa plaza cambiaríamos todo.
  8. Hospital 12 de Octubre: nervios, contracciones, lágrimas de alegría y de preocupación…otro sitio en el que hemos pasado por muchos estados de ánimo, pero sin duda elijo los dos momentos más importantes: tener por fín encima a Piticli y dos años después a Pitufona.
  9. El Matadero: que sería de mí sin mi grupo de mamis que me están acompañando en esta locura de ser madre, y el matadero es sin duda nuestra base oficial, sobre todo durante el primer invierno en el que diez locas con diez carritos necesitaban un sitio donde derrochar sentimientos a mansalva durante horas entre tetadas, biberones, pañales sucios y risas.
  10. Nuestra casa: para cerrar la lista, aunque me dejo muchos lugares ( y muchas personas). La primera de nuestra propiedad (bueno, del banco ). Con reforma hecha y sufrida a nuestro gusto y una gran habitación luminosa para los peques como queríamos. Importante porque será la primera (quizá única) casa que nuestros niños recordarán de su infancia. Sólo por eso ya es especial.

Así que, ahí van, es muy difícil resumir diez años escogiendo diez lugares sin dejarse muchas cosas en la recámara. Pero no podía hacer un post infinito. Hay millones de sitios que me encantan de esta ciudad, y muchos de ellos guardan recuerdos de todo tipo. Diez años después de aquel primer desembarco en la estación me sigue gustando esta ciudad. Sé que hay mucha gente que no se hace con ella o se agobia, pero a día de hoy me declaro una enamorada más de esta ciudad. Sin que ello signifique que no añore mi Valladolid.

 

 

 

Puntúa el post

/ 5.



11 pensamientos sobre “Mis diez en diez de Madrid”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.